viernes, 28 de marzo de 2014

IETS ACOMPAÑA SOCIALIZACIÓN DE GPC DE NEUMONÍA Y BRONQUIOLITIS EN NIÑOS


Bogotá, 28 de marzo de 2014. Con el acompañamiento del Instituto de Evaluación Tecnológica en Salud - IETS, el grupo desarrollador de la Universidad de Antioquia realizó en el Salón Silleteros del Hotel Estelar de la Feria, la socialización de las recomendaciones de la Guía de Práctica Clínica (GPC) para la evaluación del riesgo y manejo inicial de la Neumonía y Bronquiolitis en niños menores de 5 años.

Al evento asistieron  representantes de la Academia, la industria farmacéutica, el sector asegurador, la comunidad científica y otros actores de interés.

La doctora Laura Catalina Prieto, epidemióloga de la subdirección de Guías de Práctica Clínica del IETS señaló que “la elaboración de esta GPC es importante porque estas enfermedades respiratorias tienen una alta prevalencia, causando un número importante de hospitalizaciones en menores de 5 años y constituyen una de las principales causas de mortalidad en la población pediátrica".

Durante la presentación también se señaló que la infección respiratoria no discrimina posición geográfica o condición social, pero las muertes por ésta sí se concentran en los países más pobres. Colombia está en una posición intermedia, es decir, con un número de muertes de niños por debajo de la cifra de países africanos pero por encima de países desarrollados como Escocia. Igualmente, el promedio nacional esconde unas situaciones dramáticas, aunque zonas como Bogotá, gran parte del altiplano boyacense y el eje cafetero presentan de 5 a 8 muertes por cada mil recién nacidos, Chocó, Vaupés y Guajira presentan  38.

Asimismo, el Dr. Javier Orlando Contreras, pediatra, epidemiólogo y líder del grupo desarrollador de la GPC, expuso que la información existente no está actualizada y hace que los profesionales tomen conductas inadecuadas o que continúen usando intervenciones que en su momento mostraron beneficios pero que ahora no existe evidencia que sustente usarlas, ya sea porque no sirven o porque tienen efectos secundarios.

“Que un médico general en un pueblo de mediana o baja densidad de población tenga acceso a este tipo de información es un lujo, por eso la guía busca mantenerlos lo suficientemente informados. El objetivo es poder ayudar a los profesionales de la salud que atienden niños a tomar mejores decisiones y evitar el uso de intervenciones que probablemente no tiene ningún beneficio y sí pueden tener riesgo para el paciente así como costos para el sistema”, dijo Contreras.

Con respecto a este último tema, Mateo Ceballos, economista de la Universidad de Antioquia -parte del grupo desarrollador, recalcó que “el análisis económico es un insumo adicional de esta GPC que permitirá no solo basarse en el criterio de una eficacia deducida de la revisión sistemática y de la pregunta clínica, sino también ver el impacto en costos y en el uso racional de los recursos para el sistema de salud. Ayudará al tomador de decisiones a escoger de forma informada, imparcial y sin presión de grupos externos”.

La elaboración de esta Guía, que en los próximos días recibirá otra retroalimentación por parte de pares internacionales, se realiza en el marco de la estrategia nacional de atención integral a la primera infancia “De Cero a Siempre” y tiene lugar dentro del convenio de cooperación entre el Ministerio de Salud y la Fundación Saldarriaga Concha.